Una Aplicación De Un Restaurante Le Salva La Vida A Una Mujer Y A Sus Hijos

Una Aplicación De Un Restaurante Le Salva La Vida A Una Mujer Y A Sus Hijos

La pizza es una de las comidas más deliciosas de todas. Para esta mujer, ordenar una grande de muzzarella en un restaurante fue un verdadero alivio. No se trataba de recibir la cena en casa, sino de salvar su vida y la de sus hijos. Para descubrir qué ocurrió, sigan leyendo el artículo.

¿Quién es Cheryl?

Cheryl Treadaway es madre de tres niños pequeños y no tuvo una vida fácil. Hace un tiempo atrás empezó a salir con un hombre llamado Ethan Nickerson. Pronto, las cosas se salieron de control.

¿Quién es Cheryl?

La pareja peleaba constantemente y la violencia escalaba entre ellos. En 2015, durante uno de sus pleitos, el muchacho se agitó más de lo normal. Generalmente le gritaba mucho pero, en esa oportunidad, agarró un cuchillo.

Los niños estaban a salvo

Ethan y su novia llevaban muchos años juntos. Con el paso del tiempo, se convirtieron en los orgullosos padres de tres niños. La mujer los amaba y se puso feliz de que no estuvieran en casa sino en la escuela cuando empezó una nueva pelea con su padre.

Los niños estaban a salvo

Cheryl nunca anticipó que su novio se pondría violento con ella y que, para hacerlo peor, le confiscaría el celular. Sin poder hacer llamadas, la muchacha se sentía desprotegida, no tenía cómo avisarle al mundo que estaba en peligro.

“Piensa en los niños”

Cheryl le pidió a su novio que recordara que tenía una familia, resaltando lo buen padre que era y lo bien que la pasaban todos cuando estaban juntos. En ese momento, él hizo una pausa y la escuchó. Sin embargo, se acercaba el final de la jornada y había que retirar a los niños de la escuela.

“Piensa en los niños”

La novia de Ethan tenía la esperanza de que él comprendiera lo difícil que sería para ellos descubrir que su madre no estaba allí para buscarlos como todos los días.

Camino a la escuela

Ethan reflexionó. Su novia una increíble madre y por ese motivo él decidió que estaba bien que ella fuese a buscar a los niños a la escuela. Sin embargo, Cheryl no tenía ninguna intención de hacerlo, ella tenía otro plan: ir a buscar ayuda.

Camino a la escuela

Previendo esto, su novio decidió acompañarla en el viaje, para luego retomar la pelea en casa. La mujer quería proteger a los pequeños del loco en el que su padre se había convertido y pensaba que él no se animaría a lastimarla frente a ellos.

Pensando creativamente

Había dos obstáculos que Cheryl tenía que sortear si quería librarse de su novio. En primer lugar, tenía que encontrar la manera de contactarse con la policía, sabiendo que no podía usar su teléfono. En segundo lugar, tenía que ver cómo hacer para mantener a sus hijos lejos de su pareja. Todo parecía imposible.

Pensando creativamente

A esa altura, era evidente que los niños y su madre no podían seguir viviendo con Ethan. Fue entonces que la mujer ideó un plan excelente, que le permitiría actuar sin que él se diera cuenta.

La cena no está servida

Dado que Ethan y su mujer habían estado peleando todo el día, ninguno había tenido tiempo para preparar la cena o algún refrigerio para los niños luego de su jornada escolar. La mujer le mencionó casualmente esto a su pareja, sugiriendo luego que ordenaran comida de un restaurante llamado ‘Pizza Hut’.

La cena no está servida

Para hacerlo, Cheryl debía usar la aplicación que se encontraba en su celular. Su novio estuvo de acuerdo, ya que él estaba empezando a sentir hambre y se imaginaba que sus hijos también.

Aprovechando la oportunidad

El plan de Cheryl era realmente brillante. Su pareja puso la mano en su bolsillo y agarró el celular de ella. Él no tenía la aplicación del restaurante en su teléfono y descargarla mientras conducía le habría llevado mucho tiempo y habría gastado muchos datos.

Aprovechando la oportunidad

La mujer rápidamente tecleó su orden, junto con un mensaje (que esperaba que fuera recibido por otro ser humano y no por una computadora). Mientras lo hacía, miró a su novio para ver si él había notado algo sospechoso.

Seguía el peligro

Nos parece bastante loco usar una aplicación de un restaurante para pedir auxilio. Uno pensaría que, dado que Cheryl ya tenía el teléfono en su mano, ella debería haber llamado a la policía directamente. Pero la realidad es que su novio aún sostenía el cuchillo en su mano mientras conducía el auto y la estaba observando como si fuese un halcón.

Seguía el peligro

Cualquier movimiento sospechoso, aunque fuese una rápida llamada, habría despertado su atención, poniéndola a ella en peligro. La mujer estaba tratando de mantenerse a salvo a cualquier costo.

Ordenando a través de una aplicación

A pesar de que no nos parezca extraña la existencia de las aplicaciones diseñadas para ordenar comida, el concepto es en verdad nuevo. La mayoría de los comercios hoy en día cuentan con ellas, pero cinco años atrás esta situación habría sido impensable.

Ordenando a través de una aplicación

Mientras Ethan la miraba, Cheryl empezó a teclear su orden. En la sección en la que se preguntaba si el cliente quería agregar algo extra ella encontró el espacio que necesitaba para escribir su mensaje.

Una nota rápida

Solo había espacio suficiente para un breve mensaje. Cheryl tenía que pensar bien en cómo armar la frase para que entrara en el casillero. Hizo que pareciera como si hubiese ordenado queso extra en todas las pizzas.

Una nota rápida

En realidad, escribió “¡911 ayuda rehenes!”. Apenas mandó la orden al restaurante, empezó a rezar que del otro lado hubiera un ser humano leyendo su comanda. A medida que se acercaban a la escuela Ethan enloquecía cada vez más.

Una pizza con una ración extra de ayuda

Apenas se imprimió la comanda en el local de ‘Pizza Hut’ más cercano al domicilio, un empleado empezó a leerla. De repente, puso cara de sorpresa y shock cuando se encontró con el mensaje. ¿Se trataba de alguna especie de broma pesada?

Una pizza con una ración extra de ayuda

No estaba seguro de ello. Pero, si la nota decía la verdad, entonces era importante que él llamara a la policía. Indeciso sobre su accionar, decidió comunicarse con la gerente del restaurante para tomar una decisión. Candy Hamilton resolvió que no se trataba de un engaño.

Mientras tanto…

Mientras tanto, Ethan y su pareja habían recogido a sus hijos del colegio y habían llegado a la casa nuevamente. La mujer los acostó en sus camas mientras todos esperaban la llegada de la cena.

Mientras tanto…

A pesar de que intentaba hacerlo disimuladamente y de los constantes gritos de su novio, Cheryl no podía parar de mirar por la ventana, con la esperanza de que alguien viniera a rescatarla. La madre de los chicos incluso había pensado que cuando llegara el repartidor de la pizza ella trataría de contarle la situación.

Conoce a tus clientes

Ese día Cheryl tuvo un golpe de suerte que la salvaría definitivamente. La gerente de ‘Pizza Hut’, Candy, la conocía, ya que hacía mucho tiempo que la mujer era clienta regular del restaurante.

Conoce a tus clientes

Cuando Hamilton vio su nombre en la comanda decidió inmediatamente comunicarse con la policía y transmitir el mensaje de auxilio. No podía quedarse de brazos cruzados frente a una situación como esa. Los oficiales escucharon cuidadosamente el caso y luego resolvieron acercarse a la zona de peligro.

Oficiales al rescate

En ese momento, Hamilton llamó al sheriff del condado de Highland y, cuando su despacho atendió la llamada, enviaron al teniente Curtis Ludden para que se ocupara del caso. Otros oficiales se unieron a él como respaldo.

Oficiales al rescate

Sabían que Ethan probablemente no se daría por vencido fácilmente: Es por eso que todos estaban concentrados en no alertar al hombre de su presencia, para asegurarse de que la familia estuviera a salvo durante todo el calvario. Cheryl ya había tenido suficiente. Al llegar a la casa, evaluaron la situación.

Casi en libertad

Con la llegada de la policía (pero no así de la pizza), las cosas empezaron a acelerarse. Ethan aún estaba distraído por su ira, pero su novia vio cómo el patrullero estacionaba cerca de la casa y los oficiales se ponían en posición.

Casi en libertad

Ella sabía que tenía que permanecer tranquila hasta que ellos abrieran la puerta de una patada y detuvieran oficialmente a su pareja. No faltaba mucho para que la mujer encontrara la libertad, pero hasta entonces debía desviar la atención de su novio.

Corriendo por su vida

En ese momento, su hijo más pequeño entró en la sala de estar en la que sus padres se encontraban. Cheryl se asustó, no quería que nada le pasara al chiquito. Entonces, tomó una decisión apresurada.

Corriendo por su vida

Los otros dos niños estaban en sus habitaciones y la policía ya se encontraba en el lugar. Era momento de correr por su vida. Con la mirada fija en su pareja, la mujer cogió al muchachito y huyó hacia la salida, esperando que a Ethan no se le ocurriera ninguna locura.

Lidiando con la situación

La oficina del sheriff había enviado a sus mejores oficiales para encargarse del caso. El teniente Ludden sabía exactamente qué tenía que decir para convencer a un loco de no cometer ningún acto imprudente. Después de que Cheryl le contara lo que estaba sucediendo en la casa, Curtis resolvió enfrentarse a Ethan.

Lidiando con la situación

El padre de los niños seguía dentro del domicilio y, sin nadie que tuviera sus ojos y oídos puestos en él, era difícil saber qué tramaba. La prioridad era que los pequeños salieran sanos y salvos.

Enfrentándose a Ethan

La situación era bastante delicada. Ethan aún tenía el cuchillo en la mano y sus hijos estaban dentro de la casa. El teniente Ludden empezó a hablarle al hombre, tratando de ver cómo podía quebrarlo. Lo que quedó claro fue que el padre había tenido una especie de brote psicótico y que necesitaba atención psiquiátrica de inmediato.

Enfrentándose a Ethan

Cuando Curtis llegó a esa conclusión se limitó a hablarle al novio de Cheryl hasta que este tiró el arma al suelo. Entonces, lo arrestó. Nadie salió herido.

Pensando rápido

Fue el pensamiento rápido de Cheryl el que la salvó a ella y a su familia de las manos de su pareja. El teniente Ludden, que llevaba ya muchísimos años como investigador de la policía para casos de retención de personas, nunca había escuchado que una mujer fuese tan creativa a la hora de pedir auxilio.

Pensando rápido

Es por eso que Curtis la felicitó y le dijo que esperaba que, si otro sujeto se encontraba en una situación similar, pudiese tener el ingenio que ella había tenido.

El amor de una madre

Si hay algo que hemos aprendido de esta historia es que el amor de una madre es una de las cosas más poderosas del mundo. Cheryl hizo todo lo que estuvo a su alcance para mantener a salvo a sus hijos de los ataques de su pareja.

El amor de una madre

En el futuro, esperamos que Ethan pueda alejarse de los problemas y que su novia y los niños puedan llevar una vida en paz en el soleado estado de Florida. Ahora que todos están libres parece que ese escenario es más que posible.

Siguiendo adelante con su vida

Cheryl y sus hijos regresaron a la casa una vez que fue seguro para ellos hacerlo. El teniente Ludden y sus oficiales verificaron previamente que la pareja de ella no hubiera dejado ninguna sorpresa especial detrás. El hombre luego sería enviado a prisión o bien a una institución de salud mental.

Siguiendo adelante con su vida

Los niños seguramente necesitaron hacer terapia para entender lo que había ocurrido ese día, pero finalmente la realidad es que su vida era mejor sin su padre por el momento.

El final de una relación

Cuando una pareja deja de congeniar es mejor directamente separarse. Ethan no podía aceptar ese hecho y su novia honestamente no sabía cómo salirse de la relación sin ser lastimada.

El final de una relación

Siempre hay servicios en la comunidad que se dedican a ayudar a las personas que se encuentran en estas situaciones, es decir, que quieren divorciarse (por ejemplo) y no saben cómo encarar el asunto. Es importante que estén atentos a esas vías de ayuda para aprovecharlas al máximo.

Un final feliz

Actualmente, Cheryl y sus hijos llevan una vida pacífica. Cuando los pequeños crezcan se les dará la posibilidad de elegir si quieren retomar el contacto con su padre nuevamente. Hasta entonces, están felices de vivir con su madre.

Un final feliz

Estamos seguros de que una mente tan creativa como la de ella podrá ayudarla en el futuro, pero esperamos que en ese caso sea en el mundo de los negocios y no en una situación de esta índole. ¡Qué bueno que su comunidad estuvo para ella cuando lo necesitaba y la defendió!

Aviso legal: Algunas de las fotos utilizadas pertenecen a bancos de imágenes y fueron usadas únicamente de manera ilustrativa. Las personas y/o los lugares representados en estas fotos no están asociados de ninguna manera a este artículo.

Original article here